Antiguo molino convertido en casa de campo

Espacios, Estilos

Hoy os voy a enseñar un antiguo molino de aceite del siglo XIX, convertido en una bonita casa de campo de la Provenza, al sur de Francia. La he encontrado en la revista NuevoEstilo y me ha encantado!

Es una casa amplia, de estilo rústico, pero con matices y detalles de estilos diferentes, creando una mezcla maravillosa y un ambiente con muy buen gusto.

Las zonas comunes y más transitadas, nos referimos al salón, la cocina y el comedor, están unidas es un espacio abierto, estilo loft y destacamos el suelo de cemento pulido, la madera clara en el mobiliario y el blanco en los elementos decorativos.

En los dormitorios se ha conservado la mampostería en las paredes. La piedra y los ventanales de hierro forjado nos hacen recordar que este edificio era un molino anteriormente y nos vuelve a decir que la base de esta casa es rústica. En el dormitorio principal, destacamos el arco de sillares en la pared, cómo detalle arqueológico.

En el cuarto de baño podemos ver la pared pintada en un tono grafito y el pavimento de mármol. También me gustaría dar importancia a la bañera antigua de estilo francés, sujeta por dos viguetas de acero sacadas de la misma reconstrucción del edificio.

Termino hablando del patio, un espacio soleado con piscina tipo alberca y una zona de cesped para relajarse y disfrutar al aire libre. Se conecta con el interior con una gran cristalera.

Aquí tenéis algunas fotos para que disfrutéis de esta magnífica casa:

 

¿Te ha gustado? ¡Deja tu comentario!

  • (no será publicado)